¿Por qué nos importa que China devalúe el yuan?: Una perspectiva mundial que termina afectando a nuestro país.

Yuan

 

El Banco Central de China devaluó este martes su moneda en 1.95% frente al dólar, una decisión con la que las autoridades esperan reactivar la segunda mayor economía del mundo. Esta sorpresiva devaluación se da un contexto en dónde se prevé que el crecimiento económico del gigante asiático se ralentice aún más que el año pasado.

En línea con lo anterior, la economía china creció 7.40% durante el 2014, su peor resultado en casi un cuarto de siglo, y este año la desaceleración ha sido aún más marcada, con una expansión de 7.00% en el primer semestre del año en curso. Del lado de la balanza comercial, las exportaciones chinas cayeron 8.30% en julio respecto al mismo mes de 2014, a USD 195,100 MM. Como reconoce Pekín, el encarecimiento del yuan estos últimos meses frente al euro y al yen ha penalizado duramente los intercambios del país por lo que la depreciación del renminbi (también conocido como yuan) será bienvenido por los exportadores chinos.

Según Tom Orlik, economista del gabinete Bloomberg Intelligence, una depreciación del 1.00% de la tasa de cambio real del renminbi podría incrementar 1.00% las exportaciones del país. Como consecuencia, el dólar se cambiaba el martes a 6.3195 yuanes, frente a los 6.2096 de la víspera. Este cambio se produce en medio de las especulaciones sobre la posibilidad de que China esté preparando una ampliación de la banda de flotación, dentro de la cual permita a su moneda operar 2.00% por encima o por debajo del tipo de referencia. Lo anterior, fue reforzado el día de hoy, cuando China volvió a rebajar otro 1.62% el tipo de cambio de referencia del yuan respecto al dólar, una doble devaluación que en apenas dos días suma ya un 3.57%. El hecho de que el banco central chino haya devaluado este miércoles su moneda por segundo día consecutivo se debe, en opinión de los analistas, al deseo de las autoridades chinas de revitalizar las exportaciones, tras conocerse que, en contra de lo esperado, en julio el comercio exterior había caído un 3.80%.

¿Y los commodities?

Muchas materias primas sufrieron un golpe inmediato el martes después de la medida del Banco Popular de China. Dado que la mayoría de los commodities se cotizan en dólares, un yuan más débil elevará el costo de las importaciones en China y, teniendo en consideración su papel como gran comprador de materias primas, cualquier caída en su demanda ejercerá presión bajista sobre los precios, muchos de los cuales han alcanzado mínimos históricos. En este sentido, en la jornada del día de ayer los futuros del aluminio en la Bolsa de Metales de Londres cayeron 2.00% a USD 1,587 la tonelada, en tanto que el cobre perdió 2.90% a USD 2.33 la libra en la Bolsa Mercantil de Nueva York; ambos tocaron mínimos de seis años. Los futuros del petróleo de referencia estadounidense descendieron 4.18%, a USD 43.08 el barril, mientras que el crudo Brent, la referencia mundial, retrocedió 2.44% a USD 49.18 el barril.

Por otro lado, los precios del hierro, un ingrediente del acero, podrían recibir un impulso a corto plazo; los futuros del mineral de hierro en el mercado chino de Dalian, denominados en yuanes, subieron el martes. El contrato más activo cotizaba 1.20% al alza, consecuencia que Beijing planea cerrar varias plantas siderúrgicas alrededor de la ciudad previo al desfile del 3 de septiembre para conmemorar el fin de la Segunda Guerra Mundial en China, evento que provocó un aumento temporal de las importaciones chinas en julio; al final, la menor demanda como consecuencia de un yuan más débil perjudicará también los precios del mineral de hierro.

La devaluación también golpeó a las divisas de países que dependen de las exportaciones de commodities; los dólares australiano y neozelandés cayeron 1.00% cada uno frente a la moneda estadounidense. Además, el mercado de deuda también redujo su rentabilidad el rendimiento del bono español a diez años bajó desde el 1.98% hasta el 1.92%. El rendimiento de los bonos alemanes a ese mismo plazo cayó algo más: desde el 0.71% hasta el 0.63%, ante el incremento del riesgo percibido de los inversores a propósito de los acontecimientos en China.

Wall Street reacciona

Este martes, Estados Unidos reaccionó con prudencia a la devaluación de la moneda china, los analistas estiman que con el yuan en estos niveles, la Reserva Federal de Estados Unidos podría esperar para subir las tasas de interés e incluso apuntan a la posibilidad de que se desate una guerra de monedas para proteger su economía. Los principales índices de Wall Street cerraron negativos la jornada de ayer luego de que la devaluación del yuan afectara los títulos relacionados con las materias primas. La caída del 1.80% de Exxon Mobil fue la más destacada en el índice energético, mientras el retroceso del 12.50% de Freeport-McMoRan lideró los retrocesos en el índice de materiales; la preocupación acerca de la salud de la segunda mayor economía del mundo afectó también a las acciones de las automotrices y las industrias estadounidenses General Motors bajaba cerca de un 3.00%, mientras Caterpillar perdía un 2.04%. Por otro lado, las acciones de Apple se contrajeron 2.60% después de que Jefferies elevó sus dudas sobre la demanda del iPhone, sobre todo en China. Sus títulos lideraban los descensos en el S&P y el Nasdaq.

Mientras tanto en Europa

El problema está en que esta medida perjudica seriamente la recuperación de la zona euro por efecto en las exportaciones Europas hacia el gigante asiático. En el caso de Alemania, cuyas exportaciones son altamente dependientes del mercado chino, las compañías  más afectadas fueron Daimler, con un descenso de más del 5.00%, Continental, BMW y Lanxexx, con caídas de más de un 4.00%, mientras que Volkswagen, Infineon y Adidas, entre otros, retrocedieron más de un 3.00%; de modo que, en la zona, la caída más importante la registró el Dax alemán. Después del Dax, el índice que más cayó fue el Cac 40 francés, que se contrajo un 1.86%, seguido por el PSI-20 de Lisboa, con un descenso de un 1.80%.

¿Cómo reacciona América Latina?

En el caso de los países emergentes dentro de la región, sus divisas cedieron el martes temprano tras el anuncio, pero el impacto en las mismas debería ser limitado en el corto plazo, según un informe emitido por Capital Economics. Su opinión está basada en el pasado, ya que los movimientos de la moneda china (tanto al alza como a la baja) no detonaron reacciones grandes en otras divisas emergentes. Sin embargo, dada la inesperada decisión, sumó un nuevo motivo de aprensión ante una serie de factores externos ya conocidos como el ajuste monetario de Estados Unidos, la crisis griega y la contracción en la cotización de las materias primas. En este sentido, el real brasileño operaba en torno a 3.51 por dólar, una fuerte baja desde el cierre previo a 3.44, que lo había alejado de la marca psicológica de 3.50, mientras que el peso mexicano se negociaba a 16.35 por dólar, registrando un retroceso considerable desde los 16.16 pesos mexicanos por dólar a cierre de la jornada del lunes.

Finalmente, Perú

El retroceso en el precio de los metales, impulsó al alza el tipo de cambio a S/. 3.21, luego de que los inversionistas extranjeros busquen refugiarse ante la mayor devaluación de la moneda china en dos décadas, informó Bloomberg.

Al igual que en América Latina, el impacto en nuestro país no se sentirá en el corto plazo pero si podría ser un factor que acentúe la salida de capitales extranjeros (presionando más al alza el tipo de cambio) y que exponga las vulnerabilidades del sector textil y de confección (principales competidores de las aún más baratas importaciones chinas), lo que podría ser perjudicial. En contraste, los sectores que emplean insumos y equipos importados desde China serían los más beneficiados ante los menores precios de las exportaciones del país.

 

Fuente: Reuters, E&N, El Comercio, El Huffington Post, Inversión & Finanzas, The Economist, El Tiempo, CNN Expansion, Expansión.

No hay comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>