La pérdida del brillo del oro: causas de la caída y qué nos espera

El momento de la caída y sus causas

gold intradía

En la mañana del lunes se produjo una venta de alrededor de 5 toneladas de oro en la Bolsa de Shanghai por espacio de dos minutos, entre las 9:29 y las 9:30 horas, para un volumen diario que se sitúa alrededor de las 25 toneladas. Esto es, un 20% de las operaciones que se producen de manera ordinaria en este mercado tuvieron lugar en dos escasos minutos. Este hecho respalda la idea de que el movimiento en el mercado no se desató de manera natural, sino que fue parte de la especulación, en un momento de liquidez mínima del mercado donde parece que hubo un intento dirigido a golpear los precios. ¿El resultado? Una onza de oro en los niveles más bajos desde el año 2010 cotizando en los 1.100 dólares después de sufrir la caída en su cotización más abrupta desde los últimos dos años. Para entender las causas de esta caída presentamos algunos factores:

El dólar: El dólar estadounidense ha tenido un buen performance durante los últimos meses, respaldado por indicadores positivos de la economía. Como se sabe, hay una relación inversa entre el dólar y el precio de los commodities, ¿por qué? Pues, el oro por ejemplo, como cualquier otro commoditie, es vendido en el mercado internacional y cotizado en dólares. Entonces, si el dólar se incrementa, se reduce el poder de compra de los inversionistas porque se percibe un oro más caro, por ende, la demanda por el oro se reduce y es entonces cuando los precios del oro caen. Otro motivo que explica esta relación inversa consiste en la revisión del precio del oro que hacen los inversionistas. En ese sentido, si el dólar se incrementa, también lo hace el valor nominal de cualquier activo cotizado en dólares, pero esto puede traducirse en que los inversionistas empiecen a vender sus activos, y este incremento de la oferta se traduce en una reducción del precio.

Reservas de Oro de China: La desaceleración de la economía china, el mayor consumidor mundial de materias primas, también ha provocado que el precio del oro a caer de manera constante desde 2011. China ha aumentado sus reservas de oro en lingotes por 60pc desde el año 2009. Sin embargo, el viernes el Banco Popular de China reveló que ha estado comprando mucho menos oro de lo esperado. China, actualiza sus reservas de lingotes de oro por primera vez desde 2009 la semana pasada, lo que demuestra que mientras que las reservas habían aumentado, la ganancia 57pc a 1.658 toneladas métricas fue menor que las 3.500 toneladas analistas esperaban. Además, el comercio especulativo en la bolsa de oro de Shanghai cogió a los inversores por sorpresa. Se vendieron alrededor de 5 toneladas de oro en la Bolsa en tan solo dos minutos.

La FED: La Reserva Federal de Estados Unidos planea elevar las tasas de interés este año en la parte posterior de una economía estadounidense mejora, y que está tomando el brillo de oro. ¿Por qué? Porque el oro es una reserva de riqueza para los inversores, pero no genera retornos de pagos de intereses ordinarios o los ingresos por dividendos. Los inversionistas han estado muy contento de aparcar su dinero en oro en los últimos seis años, mientras que los rendimientos derivados de otros activos “refugio seguro” se han mantenido bajos y el entorno económico se ha mantenido volátil. Pero, con los costos de endeudamiento prevé un aumento, los productos básicos, como el oro, están perdiendo el favor de los inversores, ya que los rendimientos más altos pueden empezar a generarse en otros lugares.

Aspectos técnicos: En un contexto en el que el mercado está diseñado para comprar o vender de forma automática, cuando el precio alcanza un nivel alto o bajo, es necesario hacer hincapié en el aspecto técnico. A medida que la venta masiva de la mañana saltó la barrera de los 1.100 dólares la onza por primera vez en cinco años, se desencadenaron órdenes stop-loss, que se ponen en marcha para limitar las pérdidas por la venta masiva cuando el precio alcanza un nivel predeterminado. Sin embargo, estas órdenes resultan irónicas, dado que están diseñadas para limitar la exposición y las pérdidas cuando en realidad, a menudo exageran los vaivenes del mercado y aumentan las pérdidas de riesgo; en este sentido, esto solo hizo que el precio se redujera aún más.

¿Y el futuro del oro?

AO-AA281_wsjamd_NS_20150720193313

En un contexto en el que el crecimiento de la economía China no asegura un rápido crecimiento, y cuando las tasas de interés empiezan a incrementar, los inversionistas tendrán sus ahorros lejos del oro y cerca de cuentas que devengan intereses. Ciertamente, hay un consenso de que el oro no va a recuperarse en un periodo de corto plazo, todo va a depender del entorno económico mundial; de esta manera, si el contexto económico se torna negativo o China empieza a comprar oro en la cantidad en que los analistas esperaban, los precios del oro podrían empezar a recuperarse. Sin embargo, luego de esta caída, diversos analistas han puesto en juego el valor del metal dorado. Según The Wall Street Journal, la tenencia de oro es un acto de fe:

“Debido a que el oro, a diferencia de las acciones, los bonos, los bienes raíces y otros activos financieros, no genera ingreso alguno, valorarlo es prácticamente imposible. Intrínsecamente carece de valor (…) no tiene precio”, dice Paul Brodsky, estratega en Macro Allocation.

Entonces, para tener una idea de lo que se debería invertir en oro, Laurens Swinkels, investigador senior de Norges Bank Investment Management de Oslo, calcula el valor total de mercado de los activos financieros del mundo a finales de 2014 que era de aproximadamente US$102,7 billones. El Consejo Mundial del Oro estima que el total de dicho metal en poder de los inversionistas era US$1,4 billones a finales de 2014. Por lo tanto, si se le asigna la misma proporción a su tenencia de oro, debería destinarle 1.3% de su cartera de inversiones ya que cualquier cosa muy por encima de eso sería más que un acto de fe.