China crece más de lo esperado: ¿Qué le depara el futuro a la segunda mayor economía del mundo?

Crecimiento económico de China

 

Los datos

La economía china experimentó un crecimiento anual del 7% en el segundo trimestre del año, superior a lo que esperan los expertos (6.8%),  según informó la Oficina Nacional de Estadística (NBS, por sus siglas en inglés). Durante los últimos tres meses, el crecimiento económico del gigante asiático se ha enfrentado a numerosos retos; por un lado, los datos abril retrocedieron significativamente, resultado de la contracción del comercio exterior y menores niveles de producción; a lo anterior, se sumó la ralentización del sector inmobiliario así como una de las mayores crisis bursátiles que ha experimentado el país. No obstante, crecimiento del PBI como los datos de la actividad económica de junio fueron mayores a los de consenso, impulsados por un rápido crecimiento en el sector de servicios, la inversión en infraestructura, y la venta de inmuebles. Según datos obtenidos de la NBS, en junio la producción industrial en China alcanzó 6.8% (vs 6.1% en mayo); en tanto, la inversión en activos fijos se elevó 11.4% durante el 1T15 y las ventas al por menor pasaron de 10% a 10.6% en junio.

El principal propulsor del crecimiento fue el sector servicios, que avanzó 8.4% A/A (vs 7.9% registrado en el 1S14) durante el primer semestre del 2015, dijo la Oficina Nacional de Estadística, mientras que la industria secundaria, comprendidas la producción industrial y minería y el sector agrícola crecieron 6.1% y 3.5% respectivamente. Por otro lado, la inversión inmobiliaria redujo su avance a 4.6%.

 

¿Qué dicen los expertos?

HSBC prevé que “el mejoramiento tanto en inversión como en crecimiento de la producción industrial aún es tentativo y relativamente modesto”, por lo que se requerirían más medidas que flexibilicen la economía china durante el próximo semestre. En lo que va del año, el gobierno chino ha respondido con un aumento del gasto, especialmente en infraestructura, mientras que el banco central realizó dos recortes de tipos de interés y redujo en dos ocasiones el coeficiente de caja de las entidades financieras. En línea con lo anterior, HSBC, pronostica otro recorte de tasas de interés en 25 pbs, así como un recorte en el requerimiento de reservas de 200 pbs; finalmente, la entidad pronostica un crecimiento del 7.1% a final del año para la segunda mayor economía del mundo. Por su parte Fitch declaró que los datos obtenidos durante el 1S15 de China son coherentes, por lo que esperan un crecimiento anual de 6.8%, según la clasificadora, el panorama a largo plazo permanece siendo de desaceleración estructural mientras la economía pasa por un difícil proceso de ajuste y desapalancamiento.

En conclusión, los analistas coinciden que la economía china continuará su tendencia a la baja a medida que el gobierno profundice las reformas para virar hacia un modelo de crecimiento basado en el consumo y el sector de servicios en detrimento de la inversión y la manufactura.

 

 

Fuente: El país, AmericaEconomía, Gestión

No hay comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.